Llopis y Antequera muestran la obra adquirida. - juani ruz

Adquisición para la colección municipal

El Ayuntamiento compra el cuadro «La Muerte de un Santo», que también formará parte de la muestra

05.10.2017 | 01:02 | Alcoy/Comtat/Foia

El Ayuntamiento ha adquirido la obra «La Muerte de un Santo» de Fernando Cabrera, pasando a formar parte de la colección municipal para el disfrute de todos los alcoyanos.

El cuadro pertenecía a una familia de la ciudad, la cual se puso en contacto con el consistorio para comunicarle su intención de venderlo y, a su vez, ofrecérselo para que no saliese de Alcoy, tal y como asegura el concejal de Cultura, Raül Llopis. El doctor en Historia del Arte, José Luis Antequera, valoró la obra en 21.941 euros, que es lo que finalmente costó.

Antequera explica que fue pintado por Cabrera en 1891, justo cuando le habían concedido una beca para estudiar en Roma. En él refleja su carácter religioso, plasmando a San Francisco de Asís muerto. «Tiene en cuenta la iconografía, situando la parte divina a la derecha y la humana a la izquierda, además en la parte baja pinta toda la simbología sobre San Francisco de Asís».

También indica que «lo pintó para particulares y fue expuesto en 1966 con motivo del centenario de su nacimiento». Perteneció a su hijo hasta el año 76 cuando tras su exposición en la CAM se vendió. Desde entonces sólo lo ha podido ver el circulo más cercano de la familia que lo poseía. Formará parte de la exposición.

Alcoy/Comtat/Foia

8 consejos para que la vuelta al cole de tus hijos sea lo más fácil posible

Los padres deben entender que es una etapa de transición, que en la mayoría de los niños se resuelve en una semana

Demasiado daño para tan poco personal

La única brigada de que dispone la Sierra de Mariola no da abasto para subsanar los destrozos que causaron los temporales del invierno

Alcoy recuerda el tren «Xitxarra»

El Ayuntamiento restaura la locomotora cuando se cumplen 125 años de su llegada a la ciudad

La silenciosa desaparición de los insectos

Se extinguen a un ritmo de entre 10.000 y 15.000 por año y cumplen un papel crucial en la polinización

Cuatro de cada diez empleados cuenta con planes de ayuda a su salud mental

La mayoría prefiere comentar sus problemas con los compañeros y casi la mitad no lo comunica a sus superiores