Carles Puigdemont durante un acto del PDeCAT. - EFE

Diez consecuencias económicas de una Cataluña independiente

Una declaración de independencia supondría notables perjuicios para España y Cataluña

30.09.2017 | 00:43 | Economía

Carles Puigdemont asegura que el Govern de Cataluña no tiene sobre la mesa declarar unilateralmente su independencia de España tras el 1-O. No obstante, ha advertido de que si gana el 'sí' en el referéndum ilegal, aplicará el resultado y abrirá un proceso para empezar a andar como Estado independiente, lo que tendría unos efectos inmediatos sobre la economía catalana y, por ende, española.

El escenario económico que se abriría sería cuanto menos de incertidumbre, en tanto que Cataluña es la comunidad autónoma con el Producto Interior Bruto (PIB) más elevado de España y la más endeudada en términos absolutos. Según un experto del banco ING, la secesión sería a nivel económico peor que el 'Brexit'.

1- Pérdida de PIB

Un informe de la entidad bancaria Credit Suisse revela que una Cataluña independiente perdería un 20% de su PIB al quedar fuera de la Unión Europea. España, por su parte, se quedaría sin los 200.000 millones del PIB catalán.

El euro se convertiría en Cataluña en una moneda extranjera, encareciendo sus exportaciones y mermando su competitividad. Pese a que los independentistas insisten en que permanecerán en el euro, economistas como los franceses Vincent Brousseau y François Asselineau aseguran que no es posible. Lo que podría ocurrir es que "Cataluña sea euroizada", sostienen. Es decir, que utilice el euro como moneda nacional, pero sin formar parte de la zona euro, como ocurre en Montenegro y Kosovo. Esto perjudicaría a los bancos porque "se verían privados del acceso a la refinanciación por el Eurosistema". Esto economistas consideran que una Cataluña independiente se vería abocada, a medio plazo, a introducir una divisa nacional catalana.

2- Fuera del BCE y de la Unión Bancaria

La desconexión dejaría fuera a Cataluña del Banco Central Europeo (BCE), entidad que garantiza la liquidez del sistema bancario de la UE y da líneas de crédito que han permitido a muchas entidades financieras sobrevivir a la crisis económica. Las entidades domiciliadas en el nuevo Estado no podrían acceder a estas ayudas en caso de necesitarlas.

3- Adiós a los fondos estructurales

Los Fondos Estructurales y de Inversión de la UE se destinan a la creación de empleo y a una economía sostenible. Cataluña tiene asignados más de 1.400 millones de euros a percibir entre 2014 y 2020 que quedarían en el aire.

La República catalana se quedaría fuera del Mecanismo Europeo de Estabilidad, creado por el Consejo Europeo en 2011 como consecuencia de la crisis para salvaguardar la estabilidad financiera en la zona euro. Este mecanismo dispone de una capacidad de crédito de hasta 500.000 millones de euros para evitar quiebras.

 
Fondos europeos asignados a Cataluña (2014-2020)
Infogram

4- La Seguridad Social, ¿en riesgo?

Según un informe del Gobierno, la hipotética independencia de Cataluña provocaría un déficit de 4.692 millones de euros en las pensiones catalanas. El déficit de la Seguridad Social territorial ascendería desde los 4.692 a los 5.506 millones de euros hasta 2022 en esa situación hipotética.

En la actualidad, los más de 1,7 millones de pensionistas que hay en Cataluña reciben una prestación media de 958 euros, que podría verse reducida con la secesión al pasar a depender del nuevo Estado catalán.

5- Sin cobertura del Estado para pagar los servicios públicos

La secesión dejaría a Cataluña sin la ayuda del Estado para pagar sus servicios públicos ante el incumplimiento de los objetivos de déficit y deuda.

6- Prima de riesgo por las nubes

La crisis económica puso de manifiesto la volatilidad de los mercados ante situaciones de incertidumbre e inseguridad. La hipotética independencia de Cataluña llevaría a la prima de riesgo posiblemente a niveles de 2012, cuando llegó a tocar los 650 puntos.

7- Destrucción de puestos de trabajo

Un estudio de Societat Civil Catalana estima en 447.000 los empleos destruidos, el 16% de la ocupación, a causa de la menor actividad económica por la recolocación de empresas y la tasa de paro alcanzaría el 34,4%. Durante el segundo trimestre del año, Cataluña perdió 78 compañías entre entradas y salidas.

 
Entradas y salidas de empresas en España en el segundo trimestre de 2017
Infogram

8- Nuevos aranceles para el comercio y las exportaciones

Las exportaciones de Cataluña suponen el 24,9% del total de las ventas al exterior de España. La salida de la Unión Europea conllevaría pagar un sobrecoste por los aranceles para el comercio y las exportaciones, lo que también repercutiría en España, al quedarse fuera de una zona de libre comercio. Esto haría menos competitivas las exportaciones catalanas.

9- Impacto en el turismo

Cataluña es uno de los principales destinos turísticos de España. Sólo el pasado mes de agosto Cataluña recibió 2,6 millones de visitantes extranjeros, siendo esta comunidad autónoma el primer destino elegido en nuestro país y acaparando el 24,6% de las llegadas internacionales en territorio español. En principio, la secesión no afectaría el turismo, pero sí a las infraestructuras. Aeropuertos y AVE en Cataluña se quedarían sin los fondos y ayudas que el Estado español destina a estas infraestructuras.

10- Financiación de un nuevo Estado

Al día siguiente de declararse independiente, el Estado catalán tendría que hacer frente al ingente coste de financiar partidas que antes garantizaba el Estado, como pensiones o los aumentos salariales de los funcionarios.

Economía

Un momento histórico

El presidente de la Generalitat muestra su satisfacción por la decisión del Sabadell de trasladar su sede social a Alicante

El único que quiso a la CAM

El Sabadell ha duplicado su tamaño durante la crisis a base de aprovechar las oportunidades que brindaba la reestructuración del sector

El Sabadell coloca de nuevo a Alicante en el mapa financiero

La entidad aprueba cambiar su domicilio social a la provincia para mantenerse bajo el amparo del BCE y tranquilizar a inversores y clientes ante la escalada del conflicto catalán

Garrigós: «Yo preguntaba por las operaciones de la CAM en el Caribe y me decían que iban bien»

El expresidente de la Cámara de Comercio de Alicante declara que se fiaba de lo que informaban los directivos de la entidad y los auditores