Los agentes recogen los gallos de pelea para trasladarlos a la protectora - INFORMACIÓN

La Policía Local desmantela un criadero ilegal de gallos de pelea en Altabix

La explotación no disponía de proyecto veterinario y las más mínimas condiciones higiénico-sanitarias

08.10.2017 | 00:58 | Elche

La Policía Local de Elche desmanteló el miércoles un criadero ilegal de gallos de pelea en una casa de campo ubicada en Altabix. El Grupo de Apoyo de Operaciones detectó estas instalaciones mientras realizaban labores de vigilancia en zonas rurales. Fue entonces cuando avistaron una explotación avícola que resultó dedicarse a la cría de gallos de pelea.

Los agentes observaron, desde fuera, como se amontonaban diversas jaulas, con unas condiciones que hicieron dudar a la patrulla de que cumplieran con la normativa vigente. Por tanto, procedieron a contactar con el propietario y, tras personarse en la finca, admitió que se dedicaba a la cría de gallinas y gallos y que estos eran utilizados con posterioridad para peleas de animales.

Los agentes pudieron comprobar que la instalación carecía de proyecto veterinario y de las mínimas condiciones higiénico-sanitarias. Tampoco disponía del permiso de núcleo zoológico, ni de licencia de apertura o protocolos de desparasitación. Además, la Policía Local asegura que las instalaciones estaban fabricadas de manera rudimentaria, y para proteger a los animales del sol se utilizaban unas simples mantas. Por si fuera poco, cuando se realizó la inspección, los animales carecían de comida y solo contaban con agua sucia no potable.

Ante este panorama, los agentes optaron por trasladar los 25 gallos de pelea, las 14 gallinas y 34 pollos a la Protectora de Bacarot.

Con el del pasado miércoles, este es el tercer criadero ilegal de gallos de pelea que desmantela la Policía Local de Elche en los últimos meses. El pasado mes de julio, los agentes desplegaron sus efectivos en uno de los barrios de la localidad de Elche con el fin de desmantelar uno de los criaderos de gallos de pelea utilizados en riñas ilegales.

Ante el conocimiento por el uso de estos animales en peleas clandestinas, dentro la iniciativa de protección de los derechos animales promovida por la Policía Local, se inició la investigación oportuna al respecto. Una vez recopilada la información precisa por el Departamento de Coordinación Operativa, miembros de la unidad especializada se desplazaron hasta el primer objetivo de sus actuaciones. Así, en los bajos de un edificio encontraron diversas aves, entre ellas dos gallos en mal estado físico, faltándole a uno de ellos un ojo fruto de las peleas. Además, y en la misma línea de cuidados, se hallaron en el lugar varias gallinas, así como cinco gallos en fase de crecimiento, además de dos palomos, uno de ellos de competición, con escaso o nulo control veterinario.

Al comprobar el estado y situación de los mismos se procedió a su retirada, según las mismas fuentes, poniéndolos a disposición de los servicios de protección y efectuando las denuncias oportunas para su tramitación por parte del Seprona de la Guardia Civil.

Elche

8 consejos para que la vuelta al cole de tus hijos sea lo más fácil posible

Los padres deben entender que es una etapa de transición, que en la mayoría de los niños se resuelve en una semana

¿Aún no conoces la UMH de proximidad? Te presentamos Aula urbana

La Universidad Miguel Hernández llega a todos los rincones de la provincia de Alicante a través de numerosas actividades como talleres, foros o programas radiofónicos

De la Movida al arte ilicitano

El MACE, La Lonja y la Orden Tercera cuentan con ocho exposiciones programadas para 2018 de artistas como Pola Lledó o Castillejos

Mano dura contra el acoso

La Fiscalía de Violencia de Género comienza a aplicar un nuevo artículo del Código Penal creado para la persecución a políticos y famosos

Demasiado enganchados al trabajo

Internet y el «siempre conectados» crea cada vez más casos de estrés y adicción laboral

La brecha salarial se ceba en el calzado

Los sindicatos critican que las mujeres del sector cobran entre 150 y 200 euros menos que los hombres