Cómo detectar la dislexia en los niños

Los problemas que acarrea este trastorno se manifiestan de manera distinta según la edad que tenga el niño

05.09.2017 | 08:34 |

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que no tiene nada que ver con la inteligencia del niño. Muchos padres se suelen quedar perplejos cuando sus hijos tienen un bajo rendimiento en el colegio y ni siquiera saben a qué se debe.

Existen ciertas dificultades que padecen los niños con dislexia que duran toda la infancia. Problemas de comprensión lectora y de escritura, dificultades para desarrollar habilidades motoras o conductas desinteresadas son algunas de ellos.

Sin embargo, detectar la dislexia en los niños depende muchas veces de la edad que estos tengan. Los problemas de aprendizaje de un niño de 3 años no se manifiestan de la misma manera que los de un niño de 10.

Aunque hoy en día la sociedad es más consciente de los problemas que acarrea este trastorno, los niños con dislexia siguen sintiéndose frustrados e incomprendidos.

Por eso, si te preocupa que tu hijo padezca dislexia, sigue leyendo para conocer algunos de los problemas más comunes de este trastorno del aprendizaje.

Detectar la dislexia en niños de 3 a 5 años

Al empezar el colegio es cuando los problemas de los niños con dislexia empiezan a salir a la luz. Aquellos que la padecen suelen sufrir retrasos en el lenguaje. Esto se nota especialmente cuando el niño empieza la guardería o el colegio y se les compara con el resto de sus compañeros. Estas dificultades para expresarse de dejan notar en pequeños tartamudeos, palabras mal pronunciadas o el uso de frases entrecortadas.

En esta etapa es cuando también empieza a aparecer la torpeza motriz. La dislexia a menudo acarrea una mayor inmadurez psicomotriz, por lo que en ocasiones los niños presentan problemas de motricidad y grafía: coger mal el lápiz, presionar demasiado sobre el papel o hacer movimientos gráficos invertidos.

Los niños con dislexia comienzan a presentar a esta edad problemas de atención y conductuales, sobre todo relacionados con temas escolares (tienen unos días "buenos" y otros "malos" en el colegio). Además, puede que tengan una buena memoria a largo plazo, pero poca capacidad en la memoria a corto.

Detectar la dislexia en niños de 6 a 9 años

Si la dislexia se ha intervenido a tiempo, los niños comienzan a esta edad a superar sus errores en el lenguaje oral. Sin embargo, su vocabulario y expresiones siguen siendo pobres si se comparan con el resto de sus compañeros.

Los problemas de escritura y lectura tan característicos de la dislexia son también más notables. En esta etapa persiste la escritura en espejo y los cambios en el orden de las sílabas de una palabra. La comprensión oral sigue siendo mayor que la lectora.

En esta época en la que los niños comienzan a estudiar matemáticas es cuando aparecen también los problemas con los números. Los niños con dislexia suelen tener problemas para aprender las tablas de multiplicar, leer números o diferenciar los que suenan de manera similar, o presentan problemas para realizar series en sentido inverso o descendente.

Detectar la dislexia en niños de 9 a 12 años

Los problemas conductuales de los niños con dislexia se dejan notar especialmente en esta época. Los menores con este trastorno suelen mostrarse desinteresados, impulsivos e inmaduros, tienen una capacidad de concentración muy breve y suelen ser bastante desorganizados, especialmente en temas escolares: olvidan las fechas de los exámenes, se dejan los libros cuando los necesitan, se los llevan cuando no les hace falta, etcétera.

A esta edad, los niños con dislexia siguen teniendo numerosas dificultades para comprender textos y para leer. En la escritura siguen apareciendo alteraciones en el orden de las letras, sílabas trabadas y omisiones al final de las palabras. En esta época también aparecen los problemas para copiar de la pizarra.


Los niños con dislexia tienen problemas de cálculo y para copiar de la pizarra. Getty Images

Detectar la dislexia a partir de los 12 años

Los problemas conductuales de los niños con dislexia aumentan considerablemente en esta etapa. Además de la baja autoestima y el desinterés académico, aparecen depresiones o problemas de introversión.

Las dificultades en el aprendizaje también son cada vez mayores. Los niños con dislexia mayores de 12 años tienen problemas para aprender lenguas extranjeras, matemáticas y también otras asignaturas como geografía o historia debido a sus problemas en la orientación espacio-temporal.

La escritura sigue siendo desordenada e incomprensible, repleta de errores ortográficos, inconsistencias gramaticales y otros problemas de etapas anteriores. Los niños disléxicos de esta edad mantienen una lectura lenta y una baja comprensión lectora..