Cómo organizar los deberes

Controlar las horas de sueño y planificar los momentos de descanso son algunos de los pasos a seguir

31.08.2017 | 17:12 |

Para que nuestros hijos disfruten en el colegio y se sientan motivados, es importante hacer una buena organización de los deberes en casa. Controlar las horas de sueño, establecer un horario y un rincón para el estudio y planificar los momentos de descanso son algunos de los pasos a seguir por los progenitores para conseguir una buena organización en el día a día de los menores.

- Las horas de sueño: Los niños deben dormir un mínimo de ocho horas, de no ser así, la atención, motivación y actitud del menor se puede ver alterada de manera considerable.

- Establecer un rincón y horario de estudio: El lugar establecido para hacer los deberes debe diferenciarse con respecto a las demás habitaciones, de esta manera la concentración del niño se verá reforzada y se evitará que se den distracciones y pérdidas de atención. Por otro lado, establecer un horario para realizar las tareas será fundamental para que el estudiante vaya cogiendo hábitos de estudio y se vaya habituando a una rutina.

- Premios y refuerzos: Si el transcurso de las tareas adjudicadas al menos va según lo previsto, este deberá ver que su actuación tiene consecuencias positivas. Para ello, los padres del menor le premiarán en la medida en la que el ánimo del pequeño continúe de la misma manera. Sin embargo no se trata de premiarle con regalos materiales, se les premiará dedicando un tiempo determinado a jugar o realizar otro tipo de actividades. De esta forma, se incentivará al menor a que continúe realizando sus deberes de la misma manera que lo ha hecho hasta el momento.

- Planifica los momentos de descanso: Los momentos de ocio también hay que planificarlos semanalmente para que sea un factor que promueva la motivación. Por ello, es importante establecer un tiempo determinado para estar frente a la televisión, internet, consola, etc.

- Hacer los deberes no exime al menor de otras responsabilidades: Es importante que además de hacer los deberes los niños ayuden en casa. Actividades como hacer la cama, recoger la ropa sucia o recoger los libros y juguetes serán algunas de las labores que los niños deberán comenzar a realizar.

- Cuidado con las actividades extraescolares: Las actividades extraescolares pueden ser muy recomendables y beneficiosas, sin embargo si son demasiadas puede causar estrés a los niños e impedirles descansar como lo necesitan. Por ello, habrá que valorar hasta qué punto el menor está preparado para realizar estas actividades.