«Mother», Aronofsky y la verdad absoluta

06.10.2017 | 04:48 | Opinión

Darren Aronofsky es un director, guionista y productor estadounidense, hijo de dos profesores de origen hebreo y descendientes de polacos, cuya última película de título Mother ha generado opiniones muy distintas, siendo cierto que sus obras nunca causan indiferencia, y que sus personajes, su estética y su estilo narrativo, complejo y difícil, es recurrente que llegue a fascinar o a irritar a críticos y espectadores.

Recuerdo que me encantó su película El luchador, con el gran actor Mickey Rourke, en un relato conmovedor y apasionado de los angustiados intentos de supervivencia de un veterano luchador de lucha libre agobiado por el paso del tiempo, la soledad y el fracaso.

También su brillante dirección de la película Cisne negro, en el que describe con desasosiego e intriga la complicada y confusa personalidad de una brillante bailarina de ballet en la ciudad de Nueva York, enfrentada a su perfeccionismo y a las presiones de su exigente madre, sus feroces compañeras rivales y competidoras, y el severo director de la obra en la que baila.

Y a propósito de las diferentes y encontradas opiniones que genera Aronofsky, es cierto que en la vida cotidiana cada persona construye su propia realidad respecto de un mismo acto o situación, pues cada individuo lo interpreta y lo vive a su manera, y de acuerdo a su experiencia, pensamientos y actitudes, cuando debatimos con otros es importante tener en cuenta que la verdad absoluta es una quimera, y que existe siempre una posible diferente visión de la realidad, y que cada uno tiene su verdad, para con ello comprender mejor los pensamientos, emociones y sentimientos de los demás, y poder desarrollar el respeto y la tolerancia.

Y en el último momento, ante el que imagino un extraño y misterioso relato de terror y excesos del que se augura que lo que vas a ver tardarás en olvidar y en que desaparezca de tus sueños, y del que además no me fascinan sus intérpretes, no acudo a ver el controvertido último film de Aronofski, de título Mother, en cuya sinopsis se anuncia que a su protagonista –interpretada por Jennifer Lawrence– le sorprende que su marido –a quien interpreta Javier Barden dando vida a un escritor en plena crisis de inspiración– deje entrar en su alejada y solitaria casa apartada en el campo a unos desconocidos, lo que deriva en un comportamiento cada vez más extraño de todos los ocupantes de la morada y en una historia convertida en metáfora de todos los conceptos que mueven el mundo.

Y mientras pienso que me solidarizo con todo escritor en busca de sus musas, me proponen, y esto sí me encanta, que puede ser una buena idea acudir a ese club de mis amigos Javier y Ángel, cuyo nombre Mother parece recordarme algo, y allí pasar un buen rato disfrutando de la compañía, del estilo, del ambiente y de la música, estando segura que con este Mother voy a dormir mejor.

Opinión

Sin euforia

Como ya debe saber todo el mundo, el consejo de administración de Banc Sabadell acordó en la tarde de ayer trasladar su sede social a Alicante,...

Lorenzo Aguirre en la memoria

Hoy se cumplen 75 años de la ejecución a garrote vil en la cárcel de Porlier en Madrid del pintor alicantino

Un poco de transparencia

Diego García, presidente del Elche CF, debe salir a dar explicaciones sobre la compra de los terrenos del anexo que el miércoles oficializó el club...

Llámenme paleta

Los valencianos, cuando los alicantinos nos quejamos por el centralismo y la discriminación que en estas tierras se sufre, se encogen de...

El dinero y el seny

El dinero es miedoso. Han bastado la decisión arriesgada de un banco (Sabadell) de acordar el abandono de Cataluña como sede social de la entidad y...

Preguntas tras un juicio

¿Dónde queda todo el trabajo, todo el tiempo empleado y el dinero gastado por los denunciantes cuando se cierra un juicio en falso, como ocurrió el...