Los dos líderes socialistas aparentan total normalidad - KAI FORSTERLING / EFE

Los dos líderes socialistas aparentan total normalidad

16.09.2017 | 01:50 | Política

Pedro Sánchez y Ximo Puig pasaron ayer página (al menos de cara al público) a las tensiones que han vivido ambos durante los últimos meses, especialmente desde que el dirigente valenciano fuera uno de los artífices de la dimisión de Sánchez como secretario general del PSOE. Posteriormente, durante las primarias para elegir al nuevo líder del partido, Puig se posicionó con la presidenta andaluza, Susana Díaz, que terminó perdiendo ese proceso interno a pesar de contar con el apoyo de la inmensa mayoría de los barones territoriales del PSOE. Ya con Sánchez al frente, Puig tuvo un rival «sanchista» en las primarias para renovar su cargo en el socialismo valenciano, Rafa García. Sin embargo, el jefe del Consell acabó ganando. Pues bien, ambos enterraron ayer el hacha de guerra y mantuvieron un encuentro cara a cara en el Palau de la Generalitat.

Política

Oltra, sobre la tasa turística: «Las prisas en política son malas consejeras»

La vicepresidenta aboga en una reunión con Ineca en Alicante por el «diálogo» con los sectores para ver «las distintas realidades y tratamientos»

Un alto cargo de Compromís se mofa de Zaplana en Twitter y luego pide disculpas

El secretario autonómico de Empleo puso un tuit en tono jocoso sobre el aspecto del expresidente, que sufre cáncer

Viaje a Cuba para el funeral de Fidel Castro con dinero público del grupo de EU en la Diputación

La factura del traslado de David Rodríguez, por importe de 1.150 euros, se saldó de las cuentas del grupo provincial

José Manuel García-Margallo: «No creo que Ximo Puig siga la hoja de ruta catalana. Quiere la unidad de España»

«Quiere la unidad de España», dice del presidente del Consell el exministro de Exteriores