Lío en EUPV: acusaciones de «mobbing» en la Diputación abren una guerra interna

Lío en EUPV: acusaciones de «mobbing» en la Diputación abren una guerra interna

La mala relación entre la diputada Raquel Pérez y su asesor acaba con la dimisión de Agulló y una denuncia por acoso laboral

17.09.2017 | 23:49 | Política

Una acusación de acoso laboral en el grupo de EUPV de la Diputación de Alicante ha convulsionado la vida política de la formación de izquierdas en la provincia y trasladado parte del temblor a la dirección autonómica que dirige David Rodríguez. La mala relación entre la diputada provincial Raquel Pérez, única representante de la formación de izquierdas en la institución provincial, y su ya exasesor del grupo, Francesc Agulló, ha terminado saltando por los aires y generando una guerra interna entre aquellos que defienden al excolaborador de Pérez -y que esperaban un hachazo de la dirección autonómica a la diputada- y aquellos que confían en ella.

La brecha abierta en la provincia entre unos y otros coincide, a grandes rasgos, entre los que arroparon al actual líder de la formación, el alicantino David Rodríguez, y los que apoyaron a su rival interna en el proceso para elegir al coordinador de Esquerra Unida del Pais Valencià, Rosa Pérez. «Todo influye a la hora de posicionarse», señalaba ayer un dirigente de EUPV. La elección de Pérez como diputada tras los comicios de 2015 generó contratiempos internos, ya que fue elegida casi por descarte al rechazar la dirección del partido al edil alicantino, Víctor Domínguez.

La cuestión es que la guerra personal entre Pérez y Agulló venía de lejos. Poco a poco, diputada y asesor se fueron distanciando en sus labores diarias. Pérez siempre ha mantenido que ha sido la misma y suele repetir que no es una persona estratega para hacer estas cosas, pero la versión del exedil de EUPV en Alcoy es otra.

Agulló presentó un relato de los hechos en un escrito remitido al Consell Polític Nacional el pasado junio denunciando acoso laboral por parte de la diputada, un caso de «mobbing» que se fue gestando antes del verano de 2016. Según su relato, la diputada fue quitándole competencias. Poco a poco dejó de consultarle, le vaciaba de funciones y llegó a requisarle el móvil y a quitarle las claves del ordenador, siempre según su versión, que solo ha sido expuesta ante el partido y no ante la Justicia. También se produjo, según asegura, la retirada de la tarjeta del párking y el requisamiento del móvil del grupo que le había puesto la Diputación.

El siguiente paso, siempre según la versión de Agulló, fue la «invitación» a levantarse de su ordenador en el despacho del grupo un día para que se sentara otra persona. Se trataba de Ángel Mora, más cercano a Sánchez y que trabajó con ella como asesor en el Ayuntamiento de El Campello, donde Pérez es concejal, según fuentes del partido. Agulló se sintió desplazado con este hecho, que le llevó a hablar con la dirección del partido al suponer que querían sustituirlo. «Yo soy consciente de que tengo un cargo de confianza y que mi maleta siempre está hecha. Pero no tengo que pasar por esto», comentó a este diario.

Desde la dirección de EUPV la solución fue pedirle a ambos un acuerdo de funcionamiento de trabajo que no afectara al día a día y que él trabajara más fuera del despacho desplazándose a los pueblos mientras ella ejercía su función en el Palacio Provincial. Pero no dio resultado y Agulló terminó remitiendo un escrito al Consell Politic Nacional acusando a la diputada de acoso laboral. En la misiva también expresaba su decepción con el partido «que tiene como principio la defensa de los trabajadores». El pasado sábado, el alcoyano compareció a petición propia ante la dirección de EUPV para relatar su versión. La sección comarcal de L'Alcoià, de la que Agulló es secretario de organización, emitía el miércoles un comunicado acusando a la dirección de David Rodríguez de consentir «hechos graves» al no tomar ninguna determinación contra Pérez y reclamó el acta de la diputada así como su expulsión del partido. Desde la dirección autonómica su coordinador, David Rodríguez, indicó a este diario que se está estudiando la situación.

Nuevo asesor municipal

El exasesor de Raquel Pérez se cogió la baja en la Diputación antes de verano y este mismo viernes acabó su periplo en la institución al firmar oficialmente su dimisión. Desde este lunes es el nuevo asesor de Cultura en el Ayuntamiento de Alicante bajo las directrices del concejal de Guanyar Daniel Simón.

Política

La tasa turística podría recaudar hasta 48 millones y doblar la inversión en el sector

El Consell está dispuesto a negociar con los empresarios sobre una base: reutilizar todo el dinero para impulsar proyectos ligados al turismo

El PSOE de la provincia suma ya cuatro meses de bloqueo sin gestora ni liderazgo

Los principales sectores del partido confían en sellar un acuerdo la próxima semana para configurar una dirección provisional

Lío en EUPV: acusaciones de «mobbing» en la Diputación abren una guerra interna

La mala relación entre la diputada Raquel Pérez y su asesor acaba con la dimisión de Agulló y una denuncia por acoso laboral