Los representantes de Hosbec ayer frente a los cargos de Podemos en Benidorm. - david revenga

Los hoteleros plantan cara a Podemos

La plana mayor de Hosbec recalca su negativa a la tasa turística ante los promotores de la propuesta

25.09.2017 | 00:14 | Política

La plana mayor de la patronal hotelera Hosbec defendió ayer a capa y espada su negativa a la tasa turística ante varios dirigentes de Podemos, partido promotor del impuesto con el que se pretenden gravar las pernoctaciones en la Comunidad Valenciana, como ya sucede en Cataluña o Baleares, durante un encuentro celebrado en Benidorm. Aunque fue hace algo más de una semana cuando la formación morada abrió este melón tras aprobar en las Cortes una resolución para la puesta en marcha de la citada tasa –contando con el respaldo de Compromís mientras que sus socios de gobierno, los socialistas, decidieron abstenerse– no fue hasta ayer cuando los artífices de esta polémica medida se vieron las caras, por primera vez, con los que, a la postre, se convertirán en los recaudadores de este nuevo tributo y que, de paso sea dicho, se oponen taxativamente al mismo al considerarlo «injusto» y «alejado de la realidad» que atraviesa al sector.

Con este telón de fondo arrancó ayer un encuentro al que acudieron el presidente de Hosbec, Toni Mayor, la secretaria general, Nuria Montes, así como varios de los vicepresidentes de la asociación empresarial. Del otro lado, la senadora de Podemos por Alicante Vicenta Jiménez o el diputado autonómico de la formación morada David Torres, entre otros. El objetivo de la cita era propiciar un «acercamiento» entre ambas partes. Algo dificil de materializar si se tiene en cuenta el enconamientos de las posturas de hoteleros y podemitas.

El camino fácil

Así, mientras desde la formación morada sostienen que con esta tasa se podrá poner tope a la masificación turística e invertir en mejoras para los visitantes, desde la patronal hotelera insisten en que el primer foco a combatir es la oferta ilegal. «Desde Podemos han reconocido que el diseño de este impuesto es sencillo de aplicar y fácil de controlar, siendo mucho más complicado y costoso luchar contra la economía sumergida», exponían ayer desde Hosbec a través de un comunicado emitido al término de la reunión. Fuentes de la asociación empresarial consultadas por este diario matizaban que, a su juicio, «están adoptando la solución fácil». «Se trata de recaudar por recaudar. Es una medida pueril», lanzó ayer la propia Montes.

Además de trasladar su profundo rechazo a la tasa, una negativa que respaldan ya 58 organizaciones y empresas, desde Hosbec quisieron buscar los puntos en común con los representantes de la formación morada. «Ambos coincidimos en que la oferta sumergida y la infrafinanciación tanto a la Comunidad como a los municipios turísticos son problemas a combatir», explicó ayer Montes, quien indicó que cuando den una solución a estas cuestiones estarán dispuestos a hablar de la tasa turística. «Antes no», zanjó la número dos de la patronal.

Desde Podemos quisieron hacer una lectura positiva del encuentro al señalar que «a pesar de nuestros desencuentros, estamos convencidos de que podemos llegar a acuerdos en el futuro, y coincidimos desde luego en la importancia de un sector que consideramos vital para la economía valenciana», reivindicó el diputado autonómico David Torres. No obstante, desde la formación morada no se mostraron dispuestos a recular tras el encuentro con la patronal. De hecho, insistieron en su preocupación por «el aumento de las tasas municipales y la necesidad de que los visitantes contribuyan por los servicios que reciben».

Solución a todos los males

De hecho, desde la formación morada ven en la tasa turística la solución a todos los males presentes en la industria turística. «Hemos puesto una herramienta sobre la mesa que podría luchar efectivamente contra la externalización que se está produciendo a través de apartamentos ilegales, la precariedad laboral tremenda de los trabajadores y la mejora de las infraestructuras, todo ello por una cantidad mínima, de entre 50 céntimos a dos euros, que no afecta en la práctica ni a los precios ni al poder adquisitivo del visitante», esgrimieron desde Podemos.

Desde Hosbec insisten en que no hay margen para aumentar los precios. «El turismo de sol y playa es muy sensible a las tarifas», defendieron. En los próximos días la patronal mantendrá una ronda contactos con representantes de distintos partidos para continuar su cruzada contra una tasa cuya aplicación es un requisito indispensable para Podemos a la hora de apoyar las cuentas autonómicas.

Política

Ofensiva municipal del PP contra la tasa turística

Los populares alicantinos presentarán mociones en los 141 ayuntamientos de la provincia para intentar frenar una iniciativa «que pondrá en peligro miles de puestos de trabajo»

Los hoteleros plantan cara a Podemos

La plana mayor de Hosbec recalca su negativa a la tasa turística ante los promotores de la propuesta