La vicepresidenta Mónica Oltra conversa con Manolo Mata en un pleno de las Cortes. - manuel bruque (EFE)

El PSPV y Compromís intentan frenar la bronca entre sus cargos en las redes sociales por el 1-O

Puig traslada a la dirección de sus socios la necesidad de evitar la imagen de dirigentes de ambos partidos discutiendo en internet

03.10.2017 | 04:04 | Política

Los socialistas y Compromís intentan frenar la escalada de tensión entre cargos públicos del Pacte del Botànic en las redes sociales a raíz del referéndum de independencia en Cataluña del 1 de octubre. Según pudo saber este periódico, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, muy preocupado, mantuvo ayer una conversación con Àgueda Micó, líder del Bloc y principal responsable de la ejecutiva de Compromís, para limar asperezas y tratar de frenar la espiral de tensión que se originó como consecuencia de las diferencias de criterio entre socialistas y valencianistas cuando se empezaron a difundir a través de Twitter y Facebook las cargas policiales en centros de votación para tratar de desbaratar la consulta. Un episodio más de la distancia que los dos partidos del Consell han escenificado en las últimas semanas con la crisis catalana como trasfondo.

El comunicado de Ferraz cuando arrancó la jornada del 1-o, muy tibio en opinión de los dirigentes de Compromís, se convirtió en el detonante de la polémica. Ferran Puchades, número dos de la conselleria de Justicia y secretario judicial de profesión, calificó a los socialistas de «indecentes» por su «equidistancia buenista». «No merecéis llamaros demócratas», lanzó contra el PSOE. A Puchades le llovieron las críticas entre cargos públicos socialistas e, incluso, de algún asesor de Presidencia. Fue tan duro el enfrentamiento -llegaron a pedir su destitución- que, horas más tarde, el número dos de Justicia pidió disculpas «a las personas que llevan con dignidad su militancia socialista».

Pero la tensión continuó «in crescendo». «Se abstuvieron en la investidura de Mariano Rajoy y ahora se abstienen de buscar una solución», aseguró Oltra en Twitter, en un claro ataque a los socialistas. «Atado y bien atado», concluyó Oltra su mensaje en referencia a la frase de Francisco Franco de los que denuncian la continuidad de «tics» del régimen después de la Transición. La vicepresidenta, durante casi toda la jornada, colgó fotos de las actuaciones policiales. El tono lo elevó todavía más Josep Nadal, diputado de Compromís por Alicante y natural de Pego. «Srs del @PSOE @socialistes_cat @SocialistesVal no pensáis decir nada? En qué agujero habéis metido la cabeza?», colgó en su perfil de Twitter apenas media hora después de comenzar la jornada electoral en Cataluña. Posteriormente, muy crítico siempre con el papel de la Policía Nacional y la Guardia Civil, Nadal fue aún más duro. «Pedro Sánchez, merda seca», puso unas horas más tarde el cantante de «La Gossa Sorda» para afear a los socialistas por evitar un ataque frontal contra la acción que desplegaban las fuerzas policiales.

En el cruce de reproches de ida y vuelta en las redes, Manolo Mata, portavoz del PSPV en las Cortes y el segundo de a bordo de Puig en el partido, tuvo que salir a la palestra. «Duele y mucho que los insultos vengan de compañeros de viaje a los que te has unido para mejorar este mundo diabólico. No es razonable», lanzó Mata en su Twitter. Ximo Puig aprovechó su asistencia ayer a un acto en València en el que detalló su «hoja de ruta» para intentar solucionar la crisis territorial que se ha abierto en Cataluña para abordar el tema. Coincidió en esa cita con Àgueda Micó -responsable política de la ejecutiva de Compromís, líder del Bloc y persona próxima a Oltra- a la que trasladó su preocupación. Manolo Mata será el encargado de abordar con Micó la cuestión y tratar de frenar una escalada de tensión que, sin comerlo ni beberlo, resquebraja la imagen del Botànic.

Política

Cerca de 300 policías de Alicante muestran su apoyo a sus compañeros en Cataluña

Los sindicatos exigen una respuesta contundente del Estado ante el mayor ataque sufrido por la Policía

Puig entierra el Estado de las autonomías y pide una España para el siglo XXI policéntrica

El jefe del Consell rompe el perfil bajo sobre Cataluña de las últimas semanas y detalla una reforma federal con tres «puentes» urgentes - Reclama a Rajoy y Puigdemont que se aparten si no dialogan

El PSPV y Compromís intentan frenar la bronca entre sus cargos en las redes sociales por el 1-O

Puig traslada a la dirección de sus socios la necesidad de evitar la imagen de dirigentes de ambos partidos discutiendo en internet