Desmantelan uno de los principales puntos de venta de estupefacientes de Villena

Desmantelan uno de los principales puntos de venta de estupefacientes de Villena

La Guardia Civil arresta a cinco personas de la misma familia en la desarticulación de una banda que usaba una serie de viviendas en pleno centro urbano para el tráfico de drogas al menudeo

17.09.2017 | 23:49 | Sucesos y Tribunales

Cae uno de los puntos de venta de drogas más antiguo y destacado en Villena. La operación llevada a cabo por la Guardia Civil se ha saldado con la detención de cinco personas pertenecientes a una misma familia, que han quedado en libertad con cargos, según informaron ayer desde la Comandancia de Alicante.

Los arrestados, dos mujeres y tres hombres de nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 19 y los 53 años, están acusados de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación eléctrica.

Las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento de que en varios domicilios de Villena se habían incrementado las ventas al menudeo de estupefacientes, donde los agentes pudieron observar un aumento de toxicómanos por la zona del barrio de El Rabal.

La Guardia Civil procedió rápidamente a montar un dispositivo de vigilancia donde se descubrió la red de ventas de estupefacientes localizados en varios domicilios del barrio El Rabal, en Villena. Se realizaron vigilancias a gran distancia, para que los agentes no fueran descubiertos, dificultando aun más la operación. A pesar de ello la Guardia Civil logró averiguar los domicilios de las ventas de estupefacientes diferenciando a las personas que compraban la droga de las personas formaban parte del clan.

Estas ventas, las realizaban tres hombres y dos mujeres de la misma familia, que se organizaban perfectamente para cumplir con las funciones que les mandaba el líder, que dirigía toda la operación de venta de estupefacientes, perteneciente a la misma familia y que figura entre los detenidos.

Tras las investigaciones, se efectuó, mediante mandamiento judicial, la entrada y registro en los domicilios investigados, donde se contó con agentes del Área de Investigación de Villena, Servicio Cinológico y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil (Usecic) de la Comandancia de Alicante.

En los cinco registros domiciliarios se intervinieron gran cantidad de telefonía móvil, televisores último modelo, tablets, protectores digitales, ordenadores, 47 plantas de marihuana que se encontraron en el interior de uno de los domicilios, 1.500 euros fraccionado en billetes y monedas de diverso valor y gran cantidad de estupefacientes, entre ellos 56,7 gramos de hachís hallado por la unidad canina del Servicio Cinológico, así como diferentes efectos para la preparación de la venta de la droga.

Esta operación ha finalizado tras varios meses de investigación, desarticulando uno de los puntos de venta más antiguos del barrio El Rabal, localizado en pleno centro de la ciudad de Villena. Tras ser puestos a disposición judicial fue decretada su libertad con cargos, a la espera de juicio. Con respecto a los diferentes objetos aprehendidos en los registros, se está realizando un estudio por si los mismos fueran susceptibles de haber sido robados, y utilizados para el pago de la droga por los clientes del clan, según indicaron las mismas fuentes.

Sucesos y Tribunales

Hallan vivo a un recién nacido en un contenedor en Ourense

Un hombre que revisaba el interior halló envuelto en una manta al bebé, que tenía aún el cordón umbilical

Un pino de 20 metros cae sobre un coche y una casa en Novelda

El suceso no causó daños personales y los bomberos trabajaron durante tres horas para cortar y retirar el árbol, que se desplomó sobre las 18.00 horas del sábado en el camino Calces

Juzgan a dos exalcaldes de Finestrat por la riada en la que murió una pareja

La fiscalía pide provisionalmente sendas penas de cuatro años de prisión para cada uno de ellos

Condenado a 3 años de cárcel por abusar de una amiga de su hija de 11 años en Murcia

El acusado ha reconocido los hechos y tendrá que indemnizar a la pequeña con 3.000 euros